Mesa de Billar BuckShot Manhattan (9 pies) la mejor opción calidad precio

30/08/2021

Como ya sabéis, tengo cierta experiencia en el tema de compra y venta de mesas de billar. Hace unos días he podido probar una que está destinada a convertirse en un Top-Ventas por méritos propios y es que, por fin, es posible adquirir una mesa de calidad semi-profesional con el ansiado tamaño de los 9 pies.

Comprar una mesa que permita disfrutar esta afición al máximo nivel solía ser algo inalcanzable para mucho. La buena noticia es que ya existe una mesa como la Manhattan de 9 pies. A día de hoy es, claramente, la número uno por calidad precio. ¡Vamos a entrar en detalles!

Al comprar la mesa de billar BuckShot Manhattan, ¿Qué trae la caja?

Primero de todo, estamos hablando de una mesa de billar americano. Mejor tenerlo claro para no llevarnos sorpresas después. Hecha la aclaración, podemos estar tranquilos porque la mesa trae todo lo necesario para empezar a disfrutar, sea cual sea tu nivel.

BuckShot Manhattan (8)Lo primero que encontramos es la propia mesa, de un tamaño de 282x155x80 cm. Realmente espectacular cómo se ve recién montada! El tapete no es de la mejor calidad del mundo, yo jamás dejaría a un niño jugar en ella, pero una persona adulta que sepa lo que hace debería poder usar años este tapete sin que se estropee. Bajo el tapete, donde debería haber pizarra encontramos tres bloques de MDF (esto es una especie de madera semi sintética). Aquí encontramos el motivo de que esta mesa tenga un precio tan accesible: la pizarra es cara, sobre todo en piezas de estas dimensiones, pero el MDF es mucho más barato. ¿Debemos fiarnos? Pues a ver, como decía más arriba, he trabajado con mesas de características similares durante años. Problemas pueden surgir mil, pero ¿reclamaciones porque la base de MDF haya fallado? Ni una sola vez. En más de mil mesas vendidas (insisto, no de este modelo, pero sí con base en MDF) la base nunca falló. La experiencia de juego es idéntica, pero a un coste mucho menor. Ese material soporta bien los cambios de temperatura, los golpes de la bola, el paso del tiempo. A día de hoy, la pizarra es más un capricho que una necesidad.

Dejando eso claro, seguimos adelante y es que, los acabados son más que correctos, fabricados en un compuesto sintético que en interiores tampoco deberían dar problemas: K66 se denomina. Como no podía ser menos en una mesa de estas características, estamos hablando de una mesa con sistema automático de retorno de bolas. Las patas son regulables en altura, por lo que, si se sabe hacer bien, nuestra mesa quedará perfectamente horizontal cuando acabemos de instalarla. Una recomendación importante por mi parte sería deciros que hagáis el montaje lo mejor posible y sin prisas. Hay que trabajar con una mesa que pesará más de 150 kilos cuando esté acabada, por lo que es recomendable la paciencia, y tener otra persona cerca que nos ayude en determinados momentos.

Si ya has acabado el montaje, en la caja encontrarás dos tacos de billar de 144 cm, más que suficiente para que cualquier persona adulta juegue cómodamente; un set de bolas de 5,72 centímetros de diámetro fabricadas en algún tipo de resina de una solidez y peso perfectos con los que se percibe una sensación de juego impecable al golpearlas; se incluye también, como no puede ser de otra forma un triángulo, un juego de tizas y cepillo para limpiar el tapete al terminar la partida.

Dónde comprar la mesa BuckShot Manhattan

Antes de terminar, profundizaré en un par de detalles dignos de agradecer apuntados más arriba. Por un lado, al sistema de retorno de bolas nos evitará tener que ir dando vueltas para recoger las bolas colgadas en su red, algo que a mi da mucha pereza cuando llevo ya dos partidas seguidas. Este sistema afianza la sensación de estar ante un producto sobresaliente, y no ante un "juguete". El segundo comentario es sobre la parte estética: la mesa es realmente elegante gracias a los acabados y la combinación entre madera, metal y goma. Es cierto que, en conjunto, se ofrece un aire muy clásico, pero para ir a mesas de diseño más modernas ya tenemos que multiplicar el importe de esta mesa por tres o por cuatro ¡como mínimo!

Finalmente, para este producto voy a recomendar encarecidamente su compra a través de Amazon. El motivo es muy sencillo: tal y como ya he indicado antes, estamos hablando de un producto que pesa más de 150 kilos. Es cierto que vendrá protegido de mil formas, pero no por eso se vuelve fácil de manejar. Según mis datos de no hace mucho, en torno al 5% sufrirán algún golpe en el traslado. Comprando a través de Amazon y gracias a la "Garantía de la A a la Z" podemos estar tranquilos de que ante cualquier problema vamos a recibir otra mesa nueva o a recuperar nuestro dinero si lo preferimos. Os aseguro que es así. Amazon tiene sus cosas buenas y malas pero, en estas cuestiones, siempre se pone de la mano del cliente y, además, con mano muy dura. Ante cualquier problema, haced muchas fotos y veréis qué fácil es todo.

Eso es todo. Espero que os haya gustado. Si queréis comprar un regalo para Navidad, el Día del Padre o la Madre, un cumpleaños o cualquier otro motivo, la mesa de billar Manhattan es acierto seguro.

Contenido del Artículo
Primary Item (H2)
Milocios participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.co.uk/ Amazon.de/ de.buyvip.com/Amazon.fr/Amazon.it/it.buyvip.com/ Amazon.es/es.buyvip.com.”
envelope linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram